Posts Tagged ‘Mamen Mendizábal’

Desde Washington, ¿para qué?

noviembre 4, 2008

td1_washington

La pugna electoral estadounidense entre Obama y McCain, adjetivada con toda clase de hiperbólicos epítetos y grandilocuentes retruécanos, está ocupando, como no podía ser menos, el foco central del flujo catódico, tanto en los informativos propiamente dichos, como en toda clase de magazines y programas de entretenimiento.
Las cadenas españolas, en línea con la americanomanía patria (ya sea en forma de filia o de fobia, que de todo hay), han destacado a parte de sus bustos parlantes estrella a diversas capitales estadounidenses para simbolizar la priorización dada a la cobertura del evento electoral.
No deja de resultar algo extemporánea esta pervivencia atávica de la presencia física del presentador (y del plató que lleva anexo) en el lugar de la noticia. En una época de frondosidad y práctica simultaneidad global del flujo mediático, de permanente conexión a las fuentes digitales y de continium informativo, resulta ciertamente anacrónica e innecesaria esa presencia física en el lugar de la noticia, al menos en el caso de los rostros encargados del relato informativo, tal vez no en el caso de reporteros o periodistas a pie de calle, capaces de darle un sesgo personal o de aportar un cierto valor añadido a la estandarizada y globalizada noticia.

hilario_pino

Sin embargo, estos días vemos a los rostros populares de los servicios informativos de las diferentes cadenas generalistas nacionales y autonómicas (Pino en Tele 5; Ana Blanco y Lorenzo Milá en TVE1; Resano y Mamen Mendizábal en La Sexta; Roberto Arce en Antena 3; etc…), destacados en Washington, Nueva York o Miami, a modo de corresponsales corporativos, convertidos en simbolización corporeizada de la seriedad y profesionalidad otorgada por las cadenas al evento objeto de cobertura. Al final, el rostro y la persona mantiene su fantasmagóricoy algo vetusto predominio, frente a la volatilidad de los flujos, la multipantalla y la ubicuidad on-line.

*****

La ‘obamamanía’ de Mamen

agosto 30, 2008

Uno de los focos de atención internacional más destacado estos días ha sido la celebración en Denver, EE.UU., de la Convención del Partido Demócrata, en la que se ha procedido a la entronización y glorificación del nominado como candidato a la Presidencia, Barack Obama.
Con la consabida parafernalia y espectacularización de este tipo de eventos, por allí han ido desfilando la familia Obama, con su esposa Michele a la cabeza, la familia Clinton (nobleza obliga a mostrar público apoyo a su, hasta poco antes, máximo rival, por parte de Hillary Clinton, así como apoyo institucional y carismático de ex-presidente, por parte de Bill Clinton), el veterano senador y máximo representante del aristocrático clan demócrata de los Kennedy, Edward, compareciente pese a sus recientes problemas de salud, el recien nombrado vicepresidente en caso de ganar las elecciones, Joe Biden, etc.. Entre ataques a los republicanos de McCain y al saliente presidente Bush, suelta de globos y despliegue de banderolas y concesiones al sentimentalismo, el acontecimiento ha transcurrido sin excesivas novedades informativas de calado, agotadas ya, parece ser, en la dilatada y severa pugna mantenida durante los anteriores meses entre Obama y Hillary Clinton, durante la celebración de las primarias en los diferentes Estados.
Tampoco ha habido nada demasiado destacable en la cobertura informativa de la Convención por parte de los medios españoles: corresponsalías, incidencia en los hechos ya referidos y unas gotas de salsa rosa (personalismo y privatización de la política mandan).

Sin embargo me ha llamado poderosamente la atención el comportamiento de La Sexta al respecto.
Enviando como destacadísima corresponsal a uno de los buques-insignia de sus servicios informativos, la magnética y seductora Mamen Mendizábal, la cadena de Mediapro ha destacado por su énfasis propagandístico y su infantil idolatría hacia Obama.
Presa de una excesiva y acrítica obamamanía, Mamen, en cada conexión realizada durante su presencia en Denver, ha desplegado una panoplia de reverencias, panegíricos y loas al candidato afroamericano, magnificando de manera hiperbólica y fan su figura, así como el carácter «histórico» de su llegada a la presidencia, en caso de que tal hecho llegara a producirse.
No es que los informativos de dicha cadena hayan destacado nunca por su equilibrio y rigor, ya que más bien han optado por un estilo progre, arrevistado y algo superficial, buscando una audiencia diferente y joven. Pero, pese a ello, han rizado el rizo de su estilo con este tratamiento idólatra y grouppie del evento internacional de la semana.
Mamen parecía algo más seria, con una voluntad de ganarse un respeto y credibilidad como periodista y comunicadora, que ha sufrido un buen revolcón con esta aventura americana.

*****