Posts Tagged ‘Está pasando’

La multipantalla desbordada

enero 28, 2009

pantalla-historiada

La bidimensionalidad de la pantalla catódica ya no resulta suficiente en esta época postelevisiva, se desborda y crece en relieve ante los ojos del espectador, saturándose de signos yustapuestos o solapados acumulativamente para ofrecer al receptor la mayor cantidad de información posible y conjurar el fantasma neobarroco del horror vacui, reproduciendo la omnipresente y polifragmentada pantalla online del PC, propia de esta era multitask: además de la consabida mosca que otorga anclaje identificatorio a la cadena-marca y la hora que certifica la simultaneidad de la acción con el espectador, entronizando el directo como tiempo televisivo por antonomasia (live), la pantalla se rellena e historia con pop-up publicitarios, reclamos anticipatorios de otros productos de la parrilla de la cadena (el estreno de una serie de ficción nacional, en este caso) o rótulos insertos que proliferan exponencialmente y se renuevan intermitente, reclamando la sin tregua la atención multiforme del espectador, remitiéndole a la web de la cadena (y a la socialización participativa o parrilla customizada a la carta a la que en ella puede acceder) o informándole de los números de teléfono o apócopes para SMS, necesaria herramienta para dar cauce a su participación interactiva con lo aconteciente  en pantalla.
Paradójica y paralelamente, el sustrato principal de la imagen, es decir, el combate dialéctico referido a un tema de actualidad, sección del recauchutado Está pasando para las sobremesas de Tele 5, ve reducida, fracturada, sepultada y jibarizada su presencia icónica, desplazada su centralidad y menoscabada su visibilidad, obligado a batirse (casi) en retirada frente al  soberbio imperialismo de la sobreinformación gráfica a que se ve sometida la pantalla.

pantalla-historiada_2

Anuncios

Vergonzante rectificación de ‘Está pasando’

septiembre 3, 2008

La escalada sensacionalista y el chapoteo rosa fue identificado principalmente con el liquidado Aquí hay tomate. Con su finiquito, Tele 5 parecía querer transmitir que había identificado el mal, aislado la llamada telebasura, personificada en dicho programa. Con su eliminación parecía decidida a iniciar una nueva singladura caracterizada por el respeto a los horarios protegidos y una mayor dignidad de su parrilla. Sin embargo, pasado un tiempo y frente a la caída de audiencia veraniega de la cadena, sus directivos parecen volver a las andadas.
El amarillismo y la banalización parecen dominar de nuevo los productos de la cadena, desde la nueva y tuneada La mirada crítica de madame Campos hasta la deriva garbancera y pirotécnica de Está pasando, donde parecen residir los malignos virus del tomateo.

Presentado por segundones venidos a más como el ex-reportero dicharachero Emilio Pineda y la neumática sustituta habitual Lucía Riaño, y caracterizado por los flamígeros chafarrinones en forma de cebos que lo van puntuando, dicho programa alterna la consabida crónica rosa, comentada por los habituales primeros espadas de la estocada rosa (Peñafiel y su obsesión borbonicida y antiletizista, Mª Eugenia Yagüe y su antitelegenia borde, Pepa Jiménez y su facundia chafardera, etc…), con intervenciones de estrafalarios e histriónicos reporteros en directo, en diversos puntos de España (un poco a lo España Directo) y una especial predilección por los diarios sucesos sangrientos de la crónica negra, muy en línea con la línea superficial y sanguinolienta alentada por Piqueras en sus informativos.

En ocasiones, el programa pisa el acelerador y se adentra en el más descarado sensacionalismo y la más repugnante inmoralidad, como fue el caso de un reportaje que reproducía, un día más tarde, el despegue y vuelo del avión de Spanair estrellado en Barajas, con resultado de más de 150 fallecidos y varios heridos, incidiendo con descaro y ausencia total de decoro en el ambiente general de tensión y dolor, tanto en pasajeros como en el personal de la tripulación a bordo de dicho vuelo.

Reproducimos un video de Sé lo que hicistéis, de La Sexta, en que se reproduce dicho reportaje infame, amén de la rectificación hecha días después, a la que se vieron obligados días más tarde, no por una sobrevenida toma de conciencia o por un deseo de rectificación moral, sino por las amargas quejas de un sindicato de personal aéreo, indignado por el mismo.

Más o menos, algo similar a lo ocurrido con la retirada del primer episodio de la nueva temporada de Hospital Central, veterano buque-insignia de la ficción nacional de la que la cadena suele enorgullecerse, cuyo argumento incluía un accidente aéreo. La cadena lo quiso vender como un alarde de responsabilidad, decencia y solidaridad con las víctimas de la reciente tragedia, cuando ya sabemos que se fulminante caída de la programación se ha debido más a las quejas acaecidas tras algunos pases previos del capítulo o por los comentarios de internautas que ya habían tenido acceso a su contenido en la red.

*****