Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Obama, ‘El príncipe de Washington’

noviembre 10, 2008

Tras el atracón mediático motivado por las elecciones norteamericanas, además de la proliferación hiperbólica con que se ha envuelto el triunfo de Obama, la televisión, siempre atenta al chascarrillo paródico y al chiste metatelevisivo, ha producido alguna inolvidable pieza de descacharrante humor.
Entre ellas, destaco el montaje videoclipero creado por la gente de Buenafuente, sacando su vena más ingeniosa y ocurrente, la de las mejores ocasiones, sobre el fondo musical de la sintonía de la archiconocida y emblemática para la cultura negra estadounidense (y por extensión, global) ‘sitcom’ El príncipe de Bel Air, origen de la fama y estrellato de su protagonista Will Smith. Memorable.

*****

Anuncios

Vergonzante rectificación de ‘Está pasando’

septiembre 3, 2008

La escalada sensacionalista y el chapoteo rosa fue identificado principalmente con el liquidado Aquí hay tomate. Con su finiquito, Tele 5 parecía querer transmitir que había identificado el mal, aislado la llamada telebasura, personificada en dicho programa. Con su eliminación parecía decidida a iniciar una nueva singladura caracterizada por el respeto a los horarios protegidos y una mayor dignidad de su parrilla. Sin embargo, pasado un tiempo y frente a la caída de audiencia veraniega de la cadena, sus directivos parecen volver a las andadas.
El amarillismo y la banalización parecen dominar de nuevo los productos de la cadena, desde la nueva y tuneada La mirada crítica de madame Campos hasta la deriva garbancera y pirotécnica de Está pasando, donde parecen residir los malignos virus del tomateo.

Presentado por segundones venidos a más como el ex-reportero dicharachero Emilio Pineda y la neumática sustituta habitual Lucía Riaño, y caracterizado por los flamígeros chafarrinones en forma de cebos que lo van puntuando, dicho programa alterna la consabida crónica rosa, comentada por los habituales primeros espadas de la estocada rosa (Peñafiel y su obsesión borbonicida y antiletizista, Mª Eugenia Yagüe y su antitelegenia borde, Pepa Jiménez y su facundia chafardera, etc…), con intervenciones de estrafalarios e histriónicos reporteros en directo, en diversos puntos de España (un poco a lo España Directo) y una especial predilección por los diarios sucesos sangrientos de la crónica negra, muy en línea con la línea superficial y sanguinolienta alentada por Piqueras en sus informativos.

En ocasiones, el programa pisa el acelerador y se adentra en el más descarado sensacionalismo y la más repugnante inmoralidad, como fue el caso de un reportaje que reproducía, un día más tarde, el despegue y vuelo del avión de Spanair estrellado en Barajas, con resultado de más de 150 fallecidos y varios heridos, incidiendo con descaro y ausencia total de decoro en el ambiente general de tensión y dolor, tanto en pasajeros como en el personal de la tripulación a bordo de dicho vuelo.

Reproducimos un video de Sé lo que hicistéis, de La Sexta, en que se reproduce dicho reportaje infame, amén de la rectificación hecha días después, a la que se vieron obligados días más tarde, no por una sobrevenida toma de conciencia o por un deseo de rectificación moral, sino por las amargas quejas de un sindicato de personal aéreo, indignado por el mismo.

Más o menos, algo similar a lo ocurrido con la retirada del primer episodio de la nueva temporada de Hospital Central, veterano buque-insignia de la ficción nacional de la que la cadena suele enorgullecerse, cuyo argumento incluía un accidente aéreo. La cadena lo quiso vender como un alarde de responsabilidad, decencia y solidaridad con las víctimas de la reciente tragedia, cuando ya sabemos que se fulminante caída de la programación se ha debido más a las quejas acaecidas tras algunos pases previos del capítulo o por los comentarios de internautas que ya habían tenido acceso a su contenido en la red.

*****

¡Por qué no te callas, Romay!

agosto 18, 2008

Los comentarios del ex-jugador Fernando Romay en las retransmisiones de baloncesto de los JJ.OO. me está resultando una de las cruces más estomagantes de los mismos.
Abonado a la gracieta chusca y el chascarrillo chistoso (alguien debió decirlo alguna vez que es gracioso), nos atormenta con comentarios supuestamente chisposos, con dobles sentidos que él debe creer ingeniosos pero que se quedan en lo ramplón y garbancero casi siempre, con unos comentarios caracterizados por la ausencia de densidad crítica o apoyatura técnica alguna.
Echamos de menos la concreción tecnicista y la discreción de un ‘Chichi’ Creus o, incluso, la facundia conocedora de un Imbroda, por no remontarme a ejemplos más lejanos en el tiempo.
Tertuliano omnipresente, colaborador siempre dispuesto a acudir a todo tipo de programas, imposible bailarín en una de las primeras ediciones de Mira quién baila, Romay ha hecho de la presencia mediática una profesión, pero no ha sido ni de lejos la mejor opción para iluminar con su sapiencia las andanzas de nuestra laureada selección.